Sofía Bravo
Fonoaudióloga
Académica Escuela de Fonoaudiología de la U. Andrés Bello
Durante el periodo estival, aumenta la frecuencia de visitas a la piscina, a la playa o, simplemente, muchos recurren a jugar con agua en casas, ya que las altas temperaturas de esto meses invitar a refrescarse.

“Debido a esta alta exposición a humedad, los oídos pueden sufrir infecciones, por ejemplo, otitis externa, comunes en niños que pasan mucho tiempo en el agua. El agua puede asentarse en el canal auditivo y provocar irritación e infección del oído externo”, advierte Sofía Bravo, académica de la Escuela de Fonoaudiología de la U. Andrés Bello.

Sin embargo, hay formas de ayudar a prevenir las infecciones del oído externo, para ello, la fonoaudióloga detalla los siguientes consejos:
•Usar un gorro de baño o tapones para los oídos removibles cuando nada para ayudar a mantener secos los canales auditivos. En la actualidad, hay protectores auditivos para nadadores de alta tecnología (Pluggerz Swin) con filtros especiales, para mantener los oídos secos y evitar la presión.
• Secar oídos cada vez que salga del agua, puede usar un secador de pelo o simplemente la toalla.
• Inclinar la cabeza de un lado a otro después de mojarse para que el agua se drene.
•¡Cuidado con los piqueros! Se produce un aumento repentino de la presión en los oídos, debido a la entrada rápida en el agua, lo que puede ser perjudicial para la salud auditiva
•Pese a las sugerencias anteriores, se provoca alguna molestia, se recomienda consultar con el médico otorrino sobre la mejor opción terapéutica.

Guía de Salud

Articulos Anteriores - Antofagasta

  • All
  • Alimentación
  • Anteriores
  • Apps
  • Asperger
  • Carnes
  • Control De Peso
  • Cáncer
  • Descanso
  • Ecología
  • Editor
  • Empresas
  • Estudiantes
  • Gran Vitrina
  • Greta
  • Medicamentos
  • Niños
  • Obesidad
  • PSU
  • Salud Mental
  • Vitrina Triple
  • Default
  • Title
  • Date
  • Random