El estallido social originado a mediados de octubre del 2019 trajo consigo diferentes consecuencias que, directa o indirectamente, afectaron la vida de todos.

La salud mental, que últimamente ha estado en la discusión nacional, puede haberse visto afectada por un ambiente que desestabilizó el psiquismo de nuestra sociedad, hecho que, de no cuidarse de la manera correcta, podría afectar negativamente a las futuras generaciones de manera crónica.

En este contexto, Lilian Hitelman, psicoanalista de la APCh y miembro de la Asociación Médica para la Prevención de alcohol y drogas (AMP), explica que “el cerebro es sensible al stress provocado, en este caso, por la contingencia, donde los grupos etarios más vulnerables son los niños, adolescentes y adultos mayores”.

Por esta razón, a fin de manejar episodios de angustia y pasar un fin de año más tranquilo, la experta comparte 4 indicaciones que pueden ayudar durante esta época convulsionada.

Tratar de prevenir el aumento de los niveles de ansiedad
Es importante filtrar la información. Evite exponerse por periodos prolongados a los medios de comunicación, tradicionales o no, que compartan noticias violentas y desalentadoras. No promueva información sensacionalista y si ya encontramos la información que buscábamos evitemos ser redundantes en su consumo.

No está de más recordar que los niños y ancianos son particularmente sensibles a la música utilizada por los medios provocar suspenso y tensión. Muchas veces, aunque no entendamos lo que se dice, la comunicación no verbal puede afectar los estados emocionales de las personas.

Utilice su hogar como un espacio protegido del exterior
Para tener una sana convivencia familiar debemos evitar que los temas del país se transformen en lo más importante de nuestro hogar. Evite que la contingencia se transforme en el principal tema de conversación y de no ser posible busquen conversar con respeto y tolerancia.

Dentro de lo que pueda, mantenga las rutinas habituales y agregue diferentes actividades recreativas y relajadas. Recuerde que los estados emocionales son “contagiosos”, por lo que es importante expresar cariño y demostrar empatía.

Ayude a las personas con crisis de ansiedad
En el caso de no haber podido prevenir el aumento de los niveles de stress, ante una crisis es recomendable escuchar atentamente a la persona afectada, recibiendo información sin intentar dar información ni soluciones. Puede tener una actitud empática solo usando frases como: entiendo lo que sientes, es normal sentir eso, etc.

Ante una angustia demasiado grande
Pregunte a la persona si aceptaría que lo cubra con una manta, toalla o algo similar. Si acepta, presione levemente los brazos, con la espalda por sobre la manta, para así entregar contención física que puede disminuir la angustia psíquica.

Guíe a la persona, en conjunto, con respiraciones lentas y profundas de cuatro tiempos, ya que esto ayuda a centrar la mente en la respiración y dar tranquilidad.

Los acontecimientos vividos en Chile durante el último tiempo afectan, y seguirán afectando el bienestar de la población, por lo que es necesario estar preparados para anticiparse o resolver problemas.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cerca de 850.000 personas mayores de 15 años en nuestro país padecen de depresión y más de 1 millón sufre de ansiedad, por lo que aprender a tratar enfermedades psiquiátricas es tan urgente como la búsqueda por la equidad y otros derechos.

Guía de Salud

Articulos Anteriores - Calama

  • All
  • Accidentes
  • Anteriores
  • Apps
  • Asperger
  • Conductores
  • Control De Peso
  • Descanso
  • Ecología
  • Editor
  • Empresas
  • Enfermedades
  • Gran Vitrina
  • Greta
  • Medicamentos
  • Niños
  • Obesidad
  • PSU
  • Salud Mental
  • Sueño
  • Vitrina Triple
  • Default
  • Title
  • Date
  • Random