Contar con múltiples empleos, trabajar por turnos, vivir en entornos ruidosos, estar bajo altos niveles de estrés emocional y tener problemas financieros serían parte de las causas que afectarían el dormir de las personas y que podrían llevar a enfermedades cardiovasculares. Contar con múltiples empleos, trabajar por turnos, vivir en entornos ruidosos, estar bajo altos niveles de estrés emocional y tener problemas financieros serían parte de las causas que afectarían el dormir de las personas y que podrían llevar a enfermedades cardiovasculares.

Esto, luego de que la revista de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC) diera a conocer un estudio que relaciona la falta de sueño a la ocupación y los problemas al corazón en personas de grupos sociales vulnerables.

“Los turnos y/o el trabajo nocturno generalmente disminuyen el tiempo que se pasa durmiendo e interrumpe la estructura del tiempo circadiano. A la larga, esta desincronización es perjudicial para la salud pues puede derivar en algún trastorno del sueño y aumentar en 1,3 veces más las probabilidades de presentar eventos cardiovasculares”, explica Cindy Goldberg, Cardióloga de Clínica Somno.

Parte de los resultados del estudio, explica que la falta de sueño en los hombres del grupo socioeconómico bajo está relacionado directamente con su ocupación, mientras que en las mujeres el sueño se vería afectado por el estrés que genera la combinación del trabajo y los deberes del hogar.

Además, se detectó que aquellas personas que duermen menos de seis horas por noche, tienen un 27% más de probabilidades de desarrollar arteriosclerosis, una acumulación de placa en las arterias del cuerpo que podrían derivar en problemas al corazón.

“Reducir el ruido del entorno en que vivimos, evitar las pantallas y luces artificiales antes de acostarse y dormir al menos 6 horas cada noche, es fundamental para nuestra higiene del sueño, lo que permite evitar trastornos como la apnea o los ronquidos que finalmente estresan al cerebro y el corazón”, explica la especialista.

El estudio se llevó a cabo a partir de una muestra de 111.205 personas de cuatro países de Europa. El estatus socioeconómico se clasificó como bajo, medio o alto según la ocupación personal y del padre, mientras que el historial de enfermedades coronarias o accidentes cardiovasculares se llevó a cabo a partir de registros médicos, evaluaciones clínicas y autoinformes. Por su parte, la duración promedio del sueño fue autoinformada y se clasificó como sueño recomendado o normal (6 a 8,5 ), sueño corto (6) y sueño largo (más de 8,5) según horas dormidas por noche.

Guía de Salud

Articulos Anteriores - Copiapó

  • All
  • Anteriores
  • Apps
  • Asperger
  • Control De Peso
  • Descanso
  • Ecología
  • Editor
  • Empresas
  • Enfermedades
  • Estudiantes
  • Gran Vitrina
  • Greta
  • Infertilidad
  • Medicamentos
  • Mitos
  • Niños
  • Obesidad
  • PSU
  • Salud Mental
  • Sueño
  • Vitrina Triple
  • Default
  • Title
  • Date
  • Random